Original bolso - carpeta de trapillo

La idea que os traigo hoy surgió de la necesidad de llevar documentos y apuntes a lo largo de cursos que he ido haciendo. Tenía una parecida que me dieron con algo pero a parte de llevar una marca era de tela, y en verano, cuando la llevaba mucho rato y me sudaban las manos se quedaba manchado, y claro, al llevar cartón dentro no se podía lavar, y todo sea dicho, muy bonita no era... Entonces decidí hacer algo más estético, que pareciera un bolso y que además se pudiera lavar. ¿No es genial el resultado?



Patrón:

El gráfico es el mismo que hice para mi clutch anterior, que podéis ver aquí.

A diferencia del anterior, esta carpeta ha quedado más ancha porque utilicé un trapillo más grueso, así que tenedlo en cuenta según el trapillo que utilicéis. Os aconsejo que una vez tengáis la cadeneta, lo comprobéis con un folio para que sea un poco más largo y así podáis añadir o no puntos.
Otra diferencia a tener en cuenta cogiendo el patrón de mi clutch anterior es que aquí no vamos a coger el punto entero, sino medio (el de atrás), para que se nos formen las líneas, como podéis ver en la foto.



- En la vuelta 14 vamos a hacer un cambio y vamos a tejer sólo por uno de los lados, es decir, en lugar de hacer la vuelta entera de 50 puntos, vamos a hacer sólo 25, y al finalizarla, damos la vuelta a la labor, subimos con dos puntos que forman el primer punto bajo y hacemos 24 más.

- Seguimos de la misma forma durante 16 vueltas más, con lo que obtendremos un total de 18 vueltas para la solapa.


Extras:

Ahora es el momento de coserle los cierres, en la foto podéis ver los que yo utilicé.



En el interior le cosí el bolsillo de unos vaqueros que tenía viejos y rotos, y de esta manera nos sirve para llevar los bolígrafos.

TRUCO FINAL esto es para que no se nos doblen los papeles, ya que el bolso en sí no queda demasiado rígido. Pensé en algo que se pudiera retirar con facilidad para poder meterlo en la lavadora sin miedo. Pues muy sencillo, cogemos un cartón del tamaño de un folio (cartón grueso, una cartulina no nos valdrá), y para que no desentone y quede bonito lo forramos con la misma tela vaquera. Tachán!! Ya no se dobla nuestra carpeta!


                                                                                                                                                                    Y aquí véis cómo queda el interior.



Lo mejor de todo es que a parte de poder llevar documentos, apuntes, etc. también puedes llevar el móvil, la tablet, un libro... lo que sea.

Como siempre, espero que la explicación esté clara, y si no, ya sabéis, preguntad o comentad. Y si os animáis a hacerlo me encantará ver vuestras versiones, podéis colgarlas en instagram poniendo @nat_sparkles_ y así las podré ver, o si lo preferís me las podéis mandar por mail.

Un saludo y hasta pronto!!

Share this: