Porta agujas de ganchillo reciclando

Hoy os traigo una combinación perfecta entre reciclaje y ganchillo. Puede parecer extraño que lo diga una ganchillera ya de años, pero lo cierto es que no tenía ningún lugar donde guardar las agujas de ganchillo, así que la mayoría de las veces acababan en el portalápices. Así se me ocurrió la idea, un "portalápices" especial para las agujas, o lo que es lo mismo, un porta agujas.


Lo primero de todo: a reciclar se ha dicho!! He utilizado un bote de plástico que era un yogurt de esos grandotes, ya que en tamaño es perfecto para las agujas. Y si es para guardar las agujas de ganchillo, qué mejor que decorarlo con un tejido a ganchillo bien bonito?

Patrón

Vuelta 1: anillo mágico y 12 puntos altos.
Vuelta 2: 2 puntos altos en cada punto de la vuelta anterior. Total 24 puntos altos.
Vuelta 3: 1 punto bajo en el primer punto de la vuelta anterior, 2 puntos bajos en el siguiente. Seguimos haciendo lo mismo durante toda la vuelta. Estamos en el punto de la foto de abajo.


Vueltas 4 y 5: 1 punto alto en cada punto de la vuelta anterior.


Vuelta 6: empezamos el punto red. 1 cadeneta más 6 más, saltamos 4 puntos y en el quinto hacemos 1 punto bajo. Tejemos 6 cadenetas y en el quinto 1 punto bajo. Continuamos hasta finalizar la vuelta.
Vueltas 7, 8, 9 y 10: Tejemos 6 cadenetas y 1 punto bajo en mitad del hueco de 6 cadenetas de la vuelta anterior. Repetimos hasta el final.
Vuelta 11: 1 punto bajo sobre el punto bajo de la vuelta anterior, 5 puntos bajos en el hueco de 6 cadenetas de la vuelta anterior. Seguimos haciendo lo mismo durante toda la vuelta.
Vueltas 12 y 13: 3 cadenetas (primer punto alto) y 2 puntos altos (cada uno en el hueco del punto bajo de la vuelta anterior, por lo que de esta manera tendríamos ocupados los 3 primeros puntos bajos de la vuelta anterior). Tejemos 1 cadeneta de separación, saltamos un punto y a continuación repetimos hasta el final.


Momento de sujetar el tejido: vamos a marcar un punto en cada hueco que ha quedado entre los grupos de 3 puntos altos.


Después sólo tendremos que perforar en cada marca con un punzón.



Y seguidamente, con la ayuda de una aguja lanera previamente enhebrada con la misma madeja, iremos pasándola por los huecos a la vez que la sujetamos y pasamos por el hueco del tejido. En las fotos se ve más claro el proceso.


Y por último, para que no se vean feos los bordes ni se vean las hebras en el interior, se forra con un  washi tape bonito.

Y ya tenéis una forma bonita y práctica de reciclar un vaso de yogurt. ¿Qué os ha parecido?

Repito lo de siempre: dudas, preguntas o comentarios aquí abajo o por mail y os leeré enseguida. Si os animáis a crear vosotros mismos esta manualidad y me la queréis enseñar, estaré encantada de recibir las fotos por mail o verlas en vuestras cuentas de instagram si ponéis en la descripción @nat_sparkles_

Que tengáis un feliz fin de semana!!




Share this: