Viaje a Escocia: Lowlands

En este día nos dirigimos hacia el sur, a las Tierras Bajas. La primera parada la hacemos en Kelso para ver su abadía. Es sorprendente como pueblos tan pequeños pueden tener semejantes monumentos.





Seguimos en camino y poco después paramos para ver la estatua de William Wallace, pero no la del monumento, sino una más antigua que hicieron mirando hacia Inglaterra, imaginamos que para intimidar a los ingleses, lógicamente.



Muy cerca de allí nos detenemos en el lugar preferido del escritor Sir Walter Scott, muy querido por los escoceses, en Scott's View como es ahora llamado. Merece la pena parar para disfrutar de esas vistas de las Lowlands, muy diferente a las Highlands pero con un encanto especial. Vemos en el valle como serpentea el río Tweed.


Y después de un pequeño descanso seguimos la carretera para llegar a Melrose para comer y visitar la abadía. Es un pueblo encantador, con flores por todas partes que le hacen merecedor del premio que le concedieron por decoración floral, precioso de verdad.




Y aquí os dejo algunas fotos de la impresionante Abadía de Melrose.





Aquí está enterrado el corazón de Rober de Bruce



Y aquí un vídeo del cementerio de la Abadía:

video



La siguiente parada la hacemos volviendo hacia el norte, para ver la Capilla de Roslin. A muchos os sonará por el Código Da Vinci, y a otros simplemente por la cantidad de símbolos paganos que alberga. Lástima de dos cosas. La primera y más importante, es horrible visitar este tipo de sítios en temporada alta, había tantísima gente que era imposible detenerte y verlo sin prisas, buscar figuras, símbolos, etc, realmente agobiante. Y la segunda, que es una pena que no permitan hacer fotos del interior, porque es una maravilla.  Dejo algunas fotos del exterior.





Ya de vuelta en Edimburgo, como aún era temprano pero no lo suficente para ver museos (cierra todo sobre las 17.00 de la tarde), decidimos subir al Arthur's Seat, la colina más alta de la ciudad que ya mencioné en ateriores entradas.

Empezamos muy valientes...

... después nos cambió un poco la cara al ver lo empinado que era aquello...

... Pero al final mereció la pena.

Y ya por la noche, vueltecita por los pubs de Grassmarket y a descansar.


Share this:

0 comentarios:

Publicar un comentario