Bote reciclado

Incluso de mi triste adicción al tabaco se puede sacar provecho... Tan fácil como coger el bote, limpiarlo bien, coger una tela bonita y forrarlo.






Y ya tenéis un bote bonito para guardar lo que queráis, y además reciclado.


Share this: