Mis primeros patucos de bebé

No os emocionéis que no son ni para mí ni para nadie de la família. Es para una vecina que está ya a punto de dar a luz a una niña y pensé en tener un detalle con ella.

Lo que no sabía cuando me puse a ello era que algo tan aparentemente sencillo me iba a costar tantísimo esfuerzo, lo tuve que deshacer por lo menos diez veces hasta que conseguí un resultado que me convenciera. Aquí está, pues, ese resultado:



Y aún sigo sin comprender cómo le he podido echar tantas horas a algo tan pequeño... En fin, será cuestión de practicar.

Hasta la próxima!!

Share this: